La Emisora donde se siente, se aprende y se vive la Salsa. ¡Llegó y Pegó!

 

 

Miren donde va, volando se ha ido,  aquel viejo amigo a la Virgen fue a adorar…

Cuando un amigo parte, deja un enorme vacío y un dolor que solo se puede apaciguar con los recuerdos,  tantas memorias que se instalaron para siempre en nuestro corazón y en nuestra mente,  ha partido nuestro amigo Willian Estrada Cardona, conocido como “Jake de La Loma” quien este  9 de febrero cumpliría 56 años, falleció el 30 de enero después de una dura batalla contra el cáncer que duró 3 años.  Nacido en Manizales, su pasión era coleccionar música, sobre todo salsa colombiana  y latin jazz, rumbero, no se perdía ningún encuentro de melómanos, de gran corazón y ejemplar como hijo, entregado a su madre doña Matilde Cardona, de quien no se separaba jamás. Willian hizo parte de la comunidad de Rumba y Guateque como programador musical durante aproximadamente 13 años.

Quienes lo conocimos sabemos que era un amigo incondicional,  la salvadoreña Sonia Portillo,  su pareja hacía 9 años  lo describe como un ser apasionado y servicial, Sonia despertó gran admiración por él y lo comparaba con una  biblioteca musical, de quien aprendía constantemente, podían pasar la noche entera y contemplar el amanecer escuchando y aprendiendo sobre salsa y latin jazz. Como todos los paisas, tenía su carácter y de vez en cuando ante las injusticias de la vida, se le subía el Estrada Cardona a la cabeza, un hombre sensible no sólo ante la música, también amaba a los animales y los rescataba cuando se encontraban en peligro.

Hoy la nostalgia nos embarga recordando que detrás de aquella cortina musical de “los algodones” de Félix del Rosario  “Muchacha bonita de los algodones, no te vaya ahorita, que esto se compone” o después de Take Five de Tito Puente estaba el exquisito y muy selectivo gusto musical de Jake de la Loma quien deleitaba de principio a fin a los radioescuchas y concluía ese gran banquete musical con sus acostumbradas frases, “Chaolin Pinguin” o “Por hoy no es más, tampoco es menos” y aunque tristemente es así, por hoy no es más, porque no lo tendremos mas con nosotros, no le decimos adiós, le decimos hasta pronto amigo Jake, tu esencia musical nos acompañará por siempre y ese espíritu alegre y salsero deleitará eternamente a los ángeles en el cielo. 

Que nadie grite, que nadie llore de sentimiento, si aquel amigo solo se ha ido al descanso eterno

¡Nadie se atreva a llorar dejen que ría en silencio! 

Rafael A Leavitt

Facebook Comments Box